La regeneración celular en humanos

El blastema es una zona en la cual se acumulan células madre tanto en animales como en humanos, aunque las células madre de los humanos parece que no tienen el poder regenerador de las de algunos animales.

En los humanos, las células madre que se acumulan en los blastemas sólo tienen un alto poder regenerativo en la fase embrionaria, es decir, cuando el humano se forma dentro del cuerpo de su madre, para perderla casi por completo cuando es adulto.

Regeneración celular

La regeneración de tejidos en humanos

Uno de los casos mejor estudiados de regeneración de tejidos en humanos a partir de un lo tenemos en el hígado. Éste es uno de los pocos órganos que tienen la capacidad de regenerarse, de una forma similar a la que se regeneran los órganos de algunos animales como el ajolote, a través de un blastema.

De este modo, mientras que un corazón humano no se regenera jamás, un hígado sí lo hace, aunque hay que decir que en el caso de la regeneración del hígado no interviene el blastema, lo que es algo curioso, pues en el caso de la regeneración más espectacular de un órgano humano no hay blastema.

Esto es aprovechado por los médicos XXX para hacer los trasplantes de hígado, que en algunos casos se hacen a través de un donante vivo, al que se le quita un trozo de hígado que luego crecerá de nuevo, no causando demasiados problemas de salud.

Este tipo de regeneración es la misma que se da en la piel, en la que millones de células mueren todos los días sin que lo notemos, o la misma que se produce cuando un hueso se parte, soldando solo gracias a la formación del blastema y a las células madre.

Lo mismo pasa en los músculos, en las uñas o en las mucosas del estómago que se regeneran gracias a la formación de los blastemas.

Regeneración de celulas

Los científicos aprovechan el estudio de los blastemas para regenerar tejidos

Aunque la regeneración de los tejidos humanos no es tan espectacular, ya tenemos los primeros avances. En concreto, hace unos meses unos científicos galeses han conseguido crear un sistema que reprograma células madre.

Lo que significa este avance, que aún está en una fase muy inicial, es que estos científicos de porno duro pueden tomar una serie de células madre y reprogramarlas para que las células construyan el tejido que sea necesario.

Hablamos de que una persona que haya perdido un riñón podría tener uno nuevo creado a partir de sus propias células, con lo que las listas de espera terminarían y los trasplantes no serían necesarios, acabando con los rechazos de órganos y con operaciones complicadas que suponen un riesgo enorme para la persona que recibe el órgano.

Al igual que sucede con el riñón sucedería con el corazón, los ojos o con la médula espinal, por lo que los seres humanos nos acercaríamos a la tan ansiada inmortalidad, pudiendo reponer nuestros órganos y tejidos a medida que envejezcan o enfermen, algo que le debemos a los animales como el ajolote, que gracias a los blastemas y a las células madre tienen una capacidad de regenerar tejidos asombrosa, tanto que son capaces de regenerar una extremidad que les ha sido amputada.

Estos científicos esperan que les aprueben los ensayos con personas para 2017, de manera que en un año podríamos tener las primeras noticias sobre los avances de regeneración celular en humanos.

 

¿Qué es un blastema?

La palabra blastema es un concepto complejo de entender, aunque voy a tratar de explicarlo de una manera muy simple usando a los animales, que es como mejor vais a saber lo que significa.

Este término está relacionado con la regeneración. Los humanos no solemos regenerar partes del cuerpo que han sido amputadas, pero sabemos que algunos animales sí que pueden regenerar algunas partes del cuerpo que han perdido.

Blastema animales

El caso de las salamandras

Casi todos conocemos a las salamandras, que son reptiles de pequeño tamaño que vemos en las paredes de nuestras casas en verano, acechando a pequeños insectos en lugares en donde la luz atrae a los invertebrados.

Quizá alguna vez hayáis visto cómo una salamandra pierde la cola, una estructura muy frágil que el animal usa para distraer al depredador y huir, estructura que puede regenerar y es aquí donde entra el término blastema.

En el blastema se acumulan las células madre

Para explicar el concepto de blastema tenemos que recurrir al de células madre, aunque estoy seguro de que el concepto videos hentai de las células madre os suena más, pues se escucha en los medios constantemente

Estas células madre son las que están presentes en los embriones de todos los animales, incluidos en los embriones humanos, y son las que se encargan de generar todos los tejidos. Dicho de otro modo, las células madre son las que forman el hígado, el corazón, las manos, las piernas, el cerebro, etc.

Blastema

Volviendo a la salamandra, cuando pierde la cola en la zona se acumulan las células madre para regenerarla. Las células se acumulan en la zona de la lesión, en una estructura que se forma y a partir de la cual se forma la cola de nuevo.

Esta estructura es el blastema, que no es más que la zona en la que las células madre se juntan maduras follando para formar la estructura perdida, que en este caso es una cola, pero que en el caso de otros animales puede ser un ojo, partes del cerebro (los peces pueden regenera parte de su cerebro, un ojo o el corazón) o incluso un trozo de la cabeza en algunos invertebrados.

La investigación sobre los blastemas es fundamental para el ser humano

Como podréis comprender a partir de lo que he escrito antes, los científicos llevan tiempo estudiando la regeneración celular, de la cual los blastemas son parte fundamental pues en ellos donde se inicia todo.

Un estudio en profundidad del tema, tanto del blastema como del funcionamiento de las células madre, podrían permitir a los humanos regenerar una pierna  o un brazo tras una amputación, o regenerar un órgano dañado por una enfermedad como el cáncer o por un trauma como el que se produce en los accidentes de tráfico.

Los científicos ya están investigando los blastemas y su relación con las células madre, también sobre el tipo de células madre, por lo que es de esperar que con el paso de los años se vayan obteniendo avances en cuanto a la regeneración celular y los blastemas, aunque lo cierto es que son investigaciones que tardarán varias décadas en dar sus frutos.

Si te interesa el tema de los blastemas te animo a que investigues por tu cuenta, comenzando por los que se forman en los invertebrados, ya que a partir de unas pocas células madre se puede regenerar el animal entero.